RSS

29 de marzo ¿día de memoria histórica? - Editorial

29/3/08

Por Christian Martínez Santos
El día miércoles, mientras iba en la micro de vuelta del liceo, me encontré un cartel pegado en el vidrio, que decía “konservando memoria 29 de marzo a la kalle ¡¡prende un paco!!”.

Una suerte de molestia se instaló en mí, y las preguntas surgieron; ¿los que escribieron esto entenderán qué es realmente el "día del joven combatiente", sabrán quienes fueron los asesinados esa fecha, entenderán que quemar a un paco dificilmente hace parte de la memoria, sino que es simplemente un llamado al asesinato?.

Es raro, para mi que también soy un joven, seguramente de la misma generación de muchos de los que salen a manifestarse ese día (es decir, nacido en el Chile pos dictadura), ver como celebran, la forma en que lo hacen, siendo que la situación que se conmemora es un día en que todo Chile se estremeció por el asesinato de dos jóvenes militantes del MIR, que además eran hermanos, los hermanos Vergara Toledo.

29 de Marzo, día en que decenas de pacos y manifestantes quedan heridos, cientos de detenidos y millones de pesos en perdidas materiales, día donde algunos jóvenes dejan la emotiva memoria de los hermanos Vergara Toledo, pegadas en las molotovs y en los ingratos recuerdos, sobretodo para nuestros mayores, de días similares vividos y conocidos bajo dictadura.
Estos hechos, se vienen sucediendo en cada conmemoración, instalando el deseo de los/as ciudadanos/as cómunes y corrientes, por llegar luego a sus casas, para encerrar su temor en ellas.

¿Cuál es el sentido de recrear escenarios violentos del pasado dictatorial?, ¿cual es el sentido de montar la imagen de luchas que ya son pasado en el Chile de hoy?, ¿cual es el real aporte a la memoria que debemos preservar y cuidar por el presente, por el futuro y para siempre? o es que, ¿conservar memoria y recordar, es recrear esta especie de reality show a gran escala, con nuevos muertos y heridos, con miles de pacos en las calles, con cientos detenidos y barricadas?.

La “perdida de sentido y de construir una identidad propia”, es una frase que he escuchado en boca de varios antiguos ex-militantes del MIR, ellos ven esto de revivir en su forma, esas luchas callejeras del pasado, en la intención de muchos jóvenes de encontrar un sentido e identidad a sus vidas. Pero, esas luchas, en ese entonces tenían contenido, hoy asemejan a un cascaron vacío, con una cubierta violenta (donde, hasta la violencia parece comedia).

La mejor forma de recordar y de instalar en la memoria de Chile a los hermanos Vergara Toledo, y a todos los jóvenes asesinados por la dictadura militar, es tenerlos presentes en el vivir cotidiano, leer sobre lo que creían, entender quienes fueron, escribir e intercambiar sobre sus vidas, crear espacios de compartir para recordar, buscando la legitimidad de esa memoria en la mayoría de nuestra sociedad y sobre todo, darles siempre las gracias por luchar y dar sus vidas, para que las atrocidades de la tiranía militar cesaran.

Necesitamos de un gran movimiento social y cultural, activo, solidario, diverso y pacífico que preserve la memoria histórica, más allá del delirio de algunos.

Hay que recuperara la historia y el respeto que lo vivido merece.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

También nos reconforta el compromiso permanente que muchos jóvenes siguen teniendo ahora y durante todos estos años de seudo democracia que hemos vivido, haciendo un trabajo de hormiga, cansador, desilusionante a veces por la apatía en que está sumergida gran parte del pueblo por deudas, por falta de interés, por flojera mental, por cansancio, por tener horarios de trabajo extenuantes. Un trabajo difícil también para ellos, porque hasta los espacios que antes se ocupaban ahora se están negando, sobre todo poniéndole trabas al trabajo de los jóvenes y niños, en una actitud de pequeños poderes, de estrechez de mente, de falta de una visión política amplia, de miedo… todavía. Pero ellos, los comprometidos, los benditos de este mundo, siguen porfiando y porfiando, tratando de abrir espacios para rescatar a los niños y jóvenes de las garras de la droga y de la delincuencia y eso, para nosotros es la mejor muestra de JUSTICIA que podemos tener. La mejor muestra de que nuestros hijos y todos los caídos no han sido olvidados, y que sus ideales de una sociedad fraterna, de iguales, por la que lucharon hasta dar la vida, continúa en muchas mentes y en muchos esfuerzos cotidianos y anónimos que se hacen en todo Chile con los más pobres de los pobres.

También nos hacen justicia todas las manifestaciones de trabajadores, de jóvenes estudiantes, la lucha de los mapuches, toda la lucha del pequeño resto del pueblo pobre que continúa a pesar de las amenazas del gobierno, a pesar del Estado policial en que vivimos y del “ESTADO DE DERECHO” que es un conjunto de leyes y normas jurídicas que regulan las relaciones entre personas y grupos de la sociedad. Pero, en la práctica, para los pobres significa más represión cada vez que salen a la calle a reclamar sus derechos y para los ricos y poderosos significa protegerles sus intereses.

Amigos y amigas, compañeros y compañeras, los invitamos una vez más a acompañarnos en los actos de conmemoración de Eduardo y Rafael y de todos los caídos en la lucha contra la dictadura y los caídos durante los gobiernos de la Concertación, que ya suman más de 60 personas, en su mayoría jóvenes. Les pedimos que nos acompañen, a pesar de la campaña de terror que ya ha empezado el gobierno en contra de nosotros.

Extracto de la carta de Luisa y Manuel
padres de Eduardo y Rafael Vergara Toledo
29 de marzo 2008

Christian Martinez Santos dijo...

Hola.
No se si son personas diferentes o la misma persona, pero quisiera saber ¿quienes o quien es el comentarista anónimo? Si es consecuente con lo que dice, como fueron los hermanos Vergara Toledo, no tendría(n) por que tener miedo de dar su, o sus, nombre(s).

Tampoco se desde que datos habla el señor anónimo en el segundo post, ya que yo hice una investigación acuciosa para encontrar algún dato que sostuviera una postura (salen a manifestar con conocimiento de la conmemoración del día o no), y no los hay, yo realice, durante el día viernes y sábado, una encuesta para tratar de tener respaldo de algo más objetivo.

La encuesta consistió en 8 preguntas, de las cuales dos eran de conocimiento sobre el día y las otras seis preguntas eran personales.

De estas encuesta, una de las cosas que puede ver es que las personas que tal ves saldrían a manifestar el 29 de marzo, "a quemar neumáticos", tan solo uno tenia un conocimiento más acabado del tema, lo que me hace deducir que los "delincuentes" del los que habla el gobierno son un posible hecho.

Jueves 27 de Septiembre del 2007, pasquín numero 217 del Clinic, aparece una entrevista a Eduardo Espinoza, que la noche del 11 de Septiembre, día de conmemoración del pronunciamiento militar, asesino a el “cabo Vera”. En la entrevista al Clinic, Eduardo Espinoza dice: ¿Qué representa para ti el 11 de septiembre? “no es un día normal”. ¿Por qué crees que la gente salió esa noche? ¿A protestar? ¿Contra qué? ¿Por qué saliste tú? “A protestar, no sé contra qué. Salí de tonto”. ¿Por qué disparaste esa noche? “De tonto”.

Des pues de este hecho, el asesinato de cabo Vera, es normal que la policia y el gobierno tengan miedo, son seres humanos como tu, que no desean morir mientras trabajan, que tienen familias que alimentar y dar cariño. No puedes culpara al gobierno y a los pacos por tener miedo, y no querer que vuelva a ocurrir.

Otra cosa que vi en las encuestas que realice es que la gente no quiere que se conmemore este día, día del joven combatiente, porque lo único que ocurre, a su parecer, es vandalismo, lo que les produce miedo y los obliga a encerrarse en sus casas.

Tiuque dijo...

Los reales combatientes se verán en el día a día, en las luchas populares y presentando un proyecto de profundo cambio en la sociedad.
'En las calles nos veremos' pero no en la calle del espectaculo romantico de grecia en llamas, sino que en la lucha diaria para construir una alternativa revolucionaria, socialista y anárquica.

Saludos

Christian Martinez Santos dijo...

Este comentario fue escrito por Enrique Peña, quien me pidio subirlo por él.
------------------

Creo que el rescate de la memoria no sirve sólo para recordar y prenderle velas a las animitas. Creo que sirve para preguntarnos qué sería preciso que hiciera yo para contribuir a la disminución o a la eliminación de las injusticias que, como en los tiempos de los Vergara, asolan a nuestro País. Porque los mapuche siguen teniendo problemas con el estado chileno, aunque éste se haga el leso y los medios también; los trabajadores a punto de jubilar siguen sintiendo quienes son arrojados a un infierno (el de la pobreza, del que muchos de ellos salieron con toda una vida de trabajo) con esas pensiones de hambre que las AFP les otorgarán, después de haberse embolsado los dineros de los cotizantes; las mujeres siguen siendo discriminadas en el trabajo y los sueldos; sigue habiendo problemas en la atención de Salud y la brecha entre ricos y pobres multiplica las diferencias entre las educaciones de ambos; en fin, hay mayor libertad que en dictadura militar, pero seguimos sufriendo la dictadura del mercado y del dinero.

Entonces hoy, como en todos los días, cabe recordar esos problemas, esas inequidades e injusticias, y preguntarse, especialmente los jóvenes como tú, si acaso no será que debo ofrecer mi juventud, mi inteligencia y mi corazón del modo valiente y sin vuelta en que lo hicieron los Vergara y tantos otros que tú recuerdas.

Es decir, te pregunto: ¿sientes que puedes hacer algo más que escribir este blog, como una forma de recordar permanentemente a estos héroes?

Estoy de acuerdo en que "prender un paco" es una estupidez, pero ¿habrá algo mejor que eso a tu alcance concreto y cotidiano?
Al final de tu escrito, mencionas a "un gran movimiento social y cultural, activo, solidario, diverso" : bien, ¿pero por qué necesariamente pacífico?. Sobre todo si el estado y el poder del dinero ejercen sobre todos nosotros distintas formas de violencia. ¿Hasta cuándo hay que poner la otra mejilla, aún sin ser cristianos?